martes, 30 de mayo de 2017

RESOLUCIÓN COORDINADORA ESTATAL DE CONTRATAS

La Coordinadora Estatal de Contratas, Subcontratas y Autónomos formada en 2015 durante la huelga indefinida, se reunió el jueves 25 de mayo de 2017 para analizar diversas cuestiones y puntos que son de sumo interés para todo el sector.

Los puntos de orden del día eran los siguientes:

1.Balance Huelga en Euskadi.

2. Datos subcontratación. Estado en que se encuentra el desarrollo del famoso 70-30. (70% del personal tiene que ser de plantilla de contrata directa, y el 30% subcontrata o autónomo)

3. Mesa PRL y productividad.



1. Sobre el primer punto, el balance que se hizo fue de autocrítica. La huelga había ido mal, tal vez no se midió bien la proporcionalidad de la medida frente a la agresión recibida. La patronal jugó bien sus cartas, sembró miedo y desconfianza y eso ha pesado mucho. A pesar del magnífico seguimiento de la huelga de Guipúzcoa (95%), en Bizkaia no pasó de un discreto 20%, sobre todo en la empresa del compañero despedido, lo que motivó su posterior desconvocatoria.

Acordamos, como lección extraída de este episodio, celebrar antes de cualquier convocatoria, una reunión o multiconferencia estatal para poder pensar entre todos cual es la situación y aconsejar la mejor salida o vía de movilización, sin menoscabo de la autonomía que tiene cada provincia o cada comité de empresa de hacer lo que mejor considere.

2. Datos subcontratación.

A fecha de hoy, debería haberse implementado ya un pase a plantilla de más o menos el 55% del personal. La sensación generalizada es que esto no es así, pero es que lo más grave es la falta de datos para poder corroborarlo. NO tenemos los datos a nivel estatal ni de 2015, ni de 2016, ni de 2017.

A la representación sindical en la mesa paritaria le queremos hacer llegar una propuesta que puede solucionar la falta de información. El comité Intercentros (en adelante, C.I) de Telefónica tiene la facilidad de pedir esos datos, ya que Telefónica los aporta trimestralmente y por provincias a los distintos comités de empresa de Telefónica. Algunos comités nos los facilitarían, mientras que otros sólo lo harán si lo pide el C.I.

Por tanto, una petición desde la representación sindical de la mesa paritaria, dirigida al comité Intercentros pidiendo que se recopile y facilite dicha información, es el camino más corto, práctico y lógico para obtenerla. Otras propuestas, como ir recopilándola provincialmente, además de ineficaces, son farragosas y dependerán del voluntarismo de las provincias.

Dicho esto, debemos tener en cuenta también que el acuerdo de 2015 hacía referencia a la foto de plantillas que había en aquel momento, y que ese nivel de plantilla debe ser el de referencia a la hora de calcular los pases a plantilla. Desde entonces y hasta 2017 (cuyos datos tampoco tenemos) ya se han producido muchos despidos en el sector, debido a una «caída de actividad», que según la patronal, justifica echar a la gente. Parece que pretenderían llegar al 70% por la vía de ir despidiendo a subcontratados y autónomos, en vez de por integrarlos en las plantillas.

Merece la pena insistir en este punto por varias razones. Primera, la patronal quiere hacer pagar el pato del coste del acuerdo a los autónomos y subcontratas. No debemos permitirlo, porque en primer lugar, sin autónomos y subcontratas, la huelga de 2015 no habría tenido esa relevancia enorme que tuvo, y en segundo lugar, porque los beneficios de Telefónica han aumentado durante estos dos años. Si resulta (está por demostrar) que hay menos trabajo, debemos disminuir la jornada, repartirlo entre todos, y así trabajar todos, sin que ello suponga una merma salarial. Lo que debe mermar son los beneficios multimillonarios a favor de nuestros salarios. Los suyos son escandalosa e inmoralmente estratosféricos.

3. Mesa Productividad y PRL.

Tras un rico e intenso debate, concluimos que debemos oponernos a cualquier tipo de medición y pago por productividad. No debemos aceptarlo, pues santificaría el destajo, la accidentalidad laboral y el aumento de jornada en detrimento del reparto del trabajo.

Somos plenamente conscientes de que estas situaciones ya se están produciendo hoy día (destajos, accidentes y jornadas largas), pero creemos que aceptar la productividad, lejos de solucionar estos problemas, los agravaría aún más, ya que ni tan sólo podríamos denunciar las situaciones en que se producen.

Los trabajos que realizamos son tan variados que no se pueden medir en su totalidad y sería contraproducente. Si se cumpliese la ley de PRL integramente, tendríamos trabajo para todos, no tendríamos que realizar esas producciones altisimas y no sobraría nadie en el sector, en contra de lo que nos quieren hacer creer Telefónica y la Patronal. Por cierto, aprovechamos para denunciar las “puertas giratorias” entre Telefónica y las Contratas. Un archiconocido director general de Operaciones, se prejubila de Telefónica y entra como directivo en Comfica. Además, esta persona se presentó durante la huelga de 2015 como “mediador”, cuando era más que evidente que era parte implicada en la misma. Así que de mediadores, nada de nada, ni de relación cliente-mercantil. Una vez más se demuestra la perfecta sintonía entre Telefónica y las Contratas para su finalidad principal: bajarnos los salarios a todos, telefónicos, contratas, subcontratas y autónomos. La puerta gira y seguirá girando para garantizar la comunión empresarial en el ataque a nuestras condiciones laborales.

La reivindicación que debemos promover es la de la equiparación salarial con la empresa principal. Sabemos también de lo lejos que estamos de eso, pero debemos tener presente que un aumento notable del salario base es lo único que nos libra del destajo, de las jornadas interminables, del alto riesgo de accidente grave... En este sentido, hacemos un llamamiento a la representación sindical en la mesa paritaria a que defienda el aumento del salario base, un convenio estatal propio que no esté fragmentado por provincias, y que se equiparen las condiciones laborales y salariales de las empresas contratistas con las de la empresa principal, en la línea de la propuesta de ley que han presentado dos grupos parlamentarios (psoe e iu-podemos) en el congreso de los diputados.

Dicha propuesta quiere obligar a las empresas a que, si subcontratan actividad principal (como es el caso de Movistar, Orange, Vodafone, Jazztel, etc) han de pagar el mismo salario que cobra su personal propio.
Os pedimos que públicamente apoyéis dicha propuesta. Estamos valorando una recogida de firmas por los centros de trabajo para plasmar el apoyo a la misma.

Por último, creemos firmemente que las direcciones de las empresas están crecidas por el ambiente desmovilizado que estamos padeciendo, y que hace falta plantearse ya medidas de lucha urgentes para defender y alcanzar todo lo expuesto en este escrito.

Salud, y lucha.


2 comentarios:

  1. Hola , he sido trabajador directo en distintas contratas de movistar durante mas de 20 años , los ultimos 10 que sumarian 30 años como autonomo , me he visto y he sido participe he la huelga ,pues ya el grado de degradacion laboral no dejo otra opcion , y hoy es el dia en que despues de crear cooperativa tras la huelga me dicen que no puedo operar para movistar pues me han retirado las claves operativas , supongo que es por el 70/30 ,me siento fustrado y no entiendo una solucion que pasa por dejarte en la cuneta .
    Poco mas que añadir , espero de lo puedan solucionar, pero ese es mi caso .

    ResponderEliminar


  2. En las instalaciones en las que tenga que pasar nuestro supervisor y realice la instalación se penalizará sobre el tiempo invertido por el mismo. A partir de ahora antes de que las paséis a nuestro supervisor tenéis que revisarlas dentro de vuestra contrata con un supervisor para que realmente nos lleguen las que no se pueden hacer. Si aun habiendo pasado vuestro supervisor nosotros la realizamos se valoraran de manera detallada y se penalizará en función del tiempo dedicado para cada una de ellas.



    Un saludo

    ResponderEliminar

Hemos vuelto a activar la inserción de comentarios. Os rogamos que hagáis un uso respetuoso y responsable de esta opción. La libertad de expresión es sagrada para nosotr@s, no la jodamos.